Tuberias

¿Por qué se obstruyen las tuberías con la cal?

La cal es una sustancia alcalina constituida por óxido de calcio (CaO), de color blanco o blanco grisáceo, que al contacto del agua se hidrata o apaga, con desprendimiento de calor, y mezclada con arena forma una argamasa o mortero de cal.

En regiones en las que el agua “es dura” (se llama así cuando el agua de un lugar concreto acumula gran cantidad de concentración mineral en su composición) existen innumerables problemas relacionadas con la cal causando a menudo la obstrucción de circuitos y tuberías. La cal contenida en el agua se cristaliza adhiriéndose en las paredes de los grifos y tuberías, causando serios problemas en los circuitos de las casas.

Además estas incrustaciones son más habituales en los conductos del agua caliente ya que esta favorece a la formación de adherencias de cal.

Los problemas habituales causados por la cal son:

  • Atasco de tuberías.
  • Pérdida parcial de la presión del agua.
  • Depósitos de óxido en las tuberías.
  • Posible aparición de bacterias en el agua potable.
  • Mayor coste de mantenimiento de los electrodomésticos.

¿Qué tipos de tuberías existen?

Para descalcificar tuberías es importante que antes de nada estés seguro de qué material son las tuberías sobre las que vas a trabajar ya que el tratamiento es totalmente distinto.

PVC

Policlorulo de vinilo. Se utilizan para suministrar y drenar el agua. Al ser flamables, no son aptas para transportar líquido a altas temperaturas. Entre sus ventajas destaca su capacidad para hacer fluir los  deshechos, gracias a su superficie lisa; por lo que desatascar las tuberías quedará casi olvidado con este material. Además, otro de sus principales beneficios es su peso ligero y las distintas longitudes que podemos encontrar de tuberías de PVC.

CPVC

Policlorulo de vinilo clorado. Como su propio nombre indica es un derivado del PVC pero con mayor cloración. Este tipo de tuberías tiene un color amarillo muy característico y al contrario que el PVC soporta altas temperaturas. Por esta razón este tipo de tuberías se utiliza tanto para el agua fría como para el agua caliente. Otro de sus beneficios es que ofrece un uso más polivalente ya que su diámetro es similar a las tuberías de cobre.

Tanto las anteriores como estas son extremadamente ligeras por lo que son más manejables y fáciles de instalar lo que influye de manera muy positiva en los costes de instalación en relación con las tuberías metálicas.

PEX

Polietileno reticulado. Podría decirse que las características de este tipo de tuberías son muy similares a las del CPVC, con la diferencia de que estas soportan aún temperaturas mucho más altas. Por eso, habitualmente este tipo de tuberías se utilizan frecuentemente en calderas y sistemas de calentamiento mediante agua; es decir, sistemas termoeléctricos.

El color natural de estas tuberías es blanco roto aunque habitualmente las veremos pintadas de rojo y azul, para distinguir por donde para el agua fría y la caliente.

TUBERIA POLYPIPE®

Tuberías de color negro utilizadas para transportar agua a muy altas presiones, habitualmente encargadas de meter y sacar el agua en edificios. Se utilizan casi exclusivamente en exterior.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *